Nº 3 – Diferencia entre…

Crecimiento y Desarrollo

Es interesante observar la diferencia entre estos dos términos, aplicados al mundo de las organizaciones, ya que no todo lo que crece consigue desarrollarse.

  • El crecimiento denota un aumento de la cantidad, el tamaño, la intensidad o la importancia de una cosa
  • El desarrollo se refiere al desenvolvimiento, evolución y mejoramiento ya sea de una situación o de un proceso determinado.

Posiblemente hayas tenido ocasión de conocer a un niño el cual, pasado un tiempo y al volverle a ver, lo encontraste crecido, más alto y con un mayor peso. Sin embargo, cuando interactuaste con él notaste que su comportamiento seguía siendo infantil; que el fondo continuaba siendo un niño. Transcurrido algo más de tiempo, cuando volviste a conseguirte con él mismo “niño”, observaste que ya había entrado en la adolescencia y comenzaba a mostrar signos de la adultez. 

La primera vez el niño había crecido, la segunda, se había desarrollado.

La importancia de esta distinción en el campo organizativo es que una empresa o un país pueden tener un crecimiento importante en sus ventas o en su PIB, debido a un aumento en la demanda de sus productos o servicios y en su producción, pero eso no significa que se haya desarrollado. 

Un organismo no se vuelve más competente solo porque haya crecido, sino porque se haya desarrollado. Lo primero supone solo acumulación de materia, lo segundo implica la especialización de sus estructuras. Es decir, una mayor capacidad de adaptación.

Los momentos de crecimiento son propicios para iniciar procesos de desarrollo organizativo, pues existen unos ingresos que sustentan la continuidad del negocio y de las actividades, pero muchas organizaciones se duermen en los laureles y no los acometen.  Sin embargo, las crisis también propician el desarrollo, ya que imponen una mayor racionalidad en el uso del personal y de los recursos, lo cual lleva frecuentemente al adelgazamiento de sus estructuras. 

De manera que aprovechar los momentos de crecimiento o las crisis para desarrollarse, es una manera inteligente de afrontar el cambio continuo en el mundo empresarial, organizativo y en la vida en general.

“El tamaño del mundo de un hombre depende de la cantidad de palabras que éste conoce”. Arturo Uslar Pietri

Vladimir Gómez Carpio
Consultor en procesos de transformación personal y organizativa
www.vladimirgomezcarpio.com

 

Copyright © 2020 – Vladimir Gómez Carpio

Hacer un comentario